origen
Inicio Europa Italia Italia – Sicilia Fly & Drive
Italia – Sicilia Fly & Drive

Día 1. España – Palermo.

Salida en vuelo de línea regular hacia Palermo, a la llegada al aeropuerto recogeremos el  coche de alquiler  y nos dirigimos al hotel.

Día Libre

Noche en Palermo.

Día 2. Palermo – Agrigento- Catania.

Después del desayuno, saldremos hacia Agrigento, (2 horas) para visitar el Valle de los Templos, Patrimonio de la Humanidad. El paisaje de almendros mezclado con los crepúsculos solares convierte al valle de los templos en un paraje idílico.

Tras la visita de Agrigento, continuamos nuestro viaje hacia Catania (2 horas) donde haremos noche.


Día 3. Catania – Siracusa – Ragusa – Catania.

Tras desayunar, salida hacia Siracusa (50 min.) que cuenta con uno de los patrimonios arqueológicos más ricos de Sicilia, con la península de la Ortigia, núcleo original de población de los corintios que fundaron la ciudad, el parque arqueológico de Neápolis con su anfiteatro romano, el teatro griego, las Latomias o canteras de piedra, la Oreja de Dionisio, y la gruta Dei Cordari, o la de los Capuchinos, donde en época griega los esclavos extraían los bloques de piedra caliza para la construcción de edificios y murallas.

Tras la visita, continuamos hacia Ragusa (1h. 30 min.) una “isla dentro de la isla” como la denominan los que la conocen bien, por tratarse de una provincia tradicionalmente ajena al movimiento urbano de las masificadas Palermo y Catania.

La división de la ciudad en Ragusa Ibla, la ciudad antigua que sufrió el terremoto de 1693 y que posteriormente fue reedificada; y la nueva Ragusa, el asentamiento moderno se percibe en el cambio de relieve. Las casas se encaraman en la colina Iblea, luchando por no precipitarse, aferradas a la tierra.

Tras la visita de Ragusa, volvemos a Catania (1h. 45 min.9 para hacer noche.


Día 4. Catania – Etna – Piazza Armerina – Catania.

Después del desayuno salida hacia el volcán Etna (1 hora, 10 minutos) que se encuentra dominando la isla de Sicilia, el Etna es el volcán activo más grande de Europa.

El borde del cráter del volcán se encuentra a 3250 m. aprox, y ofrece uno de los espectáculos más sobrecogedores de la montañas europeas, tres inmensos cráteres, uno más inactivo, con numerosas fumarolas y sublimados de azufre alrededor de ellas, un cráter que expulsa un humo rojo característico y los vertiginosos precipicios del cráter central.

Por la tarde visitaremos La Villa Romana de Casale, en Piazza Armerina (2 horas) mundialmente conocida por poseer el complejo de mosaicos mejor conservado de época romana y que fue la lujosa residencia de Maximiano, que gobernó el imperio del 286 al 305 d.c, en un contexto de fragmentación del imperio en dos partes, el imperio de Occidente y el de Oriente.

Volveremos a Catania para hacer noche (1 hora, 30 minutos)


Día 5. Catania – Taormina.

Dedicaremos el día a visitar Catania, la segunda ciudad de Sicilia por detrás de Palermo.

Son visitas inexcusables la Plaza de la Catedral donde se ubica el Comune y La catedral de Catania, el Duomo, en torno a la Fuente del Elefante de Vacarini; el mercado de la Pescheria, y el mercado de la Fiera, el teatro y el anfiteatro romano, el odeón, Via Crociferi con su hilera eterna de iglesias, los Jardines Bellini, el Teatro Massimo Vincenzo Bellini que debe su nombre al ilustre compositor local, Via Etnea con sus comercios y heladerías, San Nicolo y el convento de de los Benedictinos, sin olvidar el castillo Ursino y la multitud de palacios barrocos que proliferan en Catania.

Conviene aprovechar la estancia en Catania para deleitarse de la típica pasta alla norma con berenjena y ricotta, y que debe su nombre al hijo predilecto de la ciudad, el compositor Vincenzo Bellini.

Por la tarde tomamos rumbo a Taormina (1 hora) donde haremos noche.


Día 6. Taormina.

Día dedicado a visitar Taormina, una de las joyas sicilianas. Bien es cierto que la sobreexplotación turística ha derivado en una aglomeración de curiosos extranjeros que agitan la vida de los 10.000 habitantes de la ciudad.

Cabe destacar sobre manera el Teatro griego cuya importancia se evidencia en el posterior uso que continuaron los romanos. Pero no es la única joya, Taormina no sería nada sin los adornos naturales que engrandecen el teatro; la panorámica de la bahía de Naxos y el Etna al fondo hacen del Teatro de Taormina una de las postales más recurrentes de nuestra visita a Sicilia. Noche en Taormina.


Día 7. Taormina – Lípari.

Saldremos en coche hacia el puerto de Milazzo para tomar el ferry que nos llevará por las Islas Eólias.

Consultar los horarios de ferry en:

http://www.usticalines.it

Para desplazarnos entre las islas Eolias hay conexiones en barco (más frecuentes y económicas), y en aliscafo. También es habitual viajar en barcos particulares que ofrecen salidas colectivas, o alquilar una pequeña lancha de 4-6 personas; incluso alquilar un velero con tripulante que nos permita desplazarnos y dormir en el barco.

Resto del día libre para disfrutar de la playa.

Noche en Lípari.


Día 8. Lípari.

Día libre para disfrutar de la playa.

Noche en Lípari


Día 9. Lípari – Catania.

Por la tarde, tomaremos el ferry hacia Milazzo para recoger el coche y volver a Catania donde haremos noche.


Día 10. Catania – España.

A la hora acordada, conduciremos hacia el aeropuerto para dejar el coche de alquiler y tomar el vuelo de regreso a España.

Descargar en PDF:
Archivo
Descargar este adjunto (Italia – Sicilia Fly & Drive.pdf)Italia – Sicilia Fly & Drive